Entre los productos utilizados para sus platos tí­picos están el cabrito, el cerdo, el conejo, la liebre, el venado como caza, y productos temporeros como espárragos, caracoles, cabrillas, además de verduras y hortalizas.

Medina Sidonia es la capital repostera de la provincia, tradición que comienza en la época árabe, en la que ya se elaboraban excelentes dulces y alfajores.

Existe una diversidad de productos, desvinculados totalmente de cualquier época del año, si exceptuamos los mantecados y polvorones propios de Navidad. Pueden degustarse en todo tiempo las ilustres Tortas Pardas (canastillas de pasta de almendras rellenas de cabello de ángel), los deliciosos Amarguillos (mazapán a base de almendras, incluyendo alguna almendra amarga, y azúcar), Piñonates, Yemas, Pasta, así­ como el famoso dulce asidonense por excelencia: el Alfajor.

El auténtico alfajor se hací­a en el pueblo desde la antigüedad y su elaboración, denominada "alajú", pasaba de padres a hijos. Hoy dí­a continúa siendo un producto totalmente artesano, elaborado según el mismo procedimiento, y muy natural, a base de miel, almendras, avellanas, azúcar, harina, pan rallado y especias naturales mezcladas con medida y buen hacer. Actualmente el secreto de estos tipos de dulces está custodiado por las empresas que integran la Agrupación de Productores del Alfajor de Medina Sidonia.