Los visitantes pueden adquirir una gran variedad de frutas tropicales como la chirimoya, el mango y el aguacate.

En los stand del parque El Majuelo una decena de artesanos trabajan distintas especialidades entre las que destacan el barro, la cerámica y el cuero.