El aceite de oliva, abundante y exquisito en toda la provincia, da sabor y personalidad a esta original cocina.

Ensaladas como la popular pipirrana, satisfacen el paladar más exigente. El bacalao con patatas o los andrajos, las carnes de caza mayor y menor, el cordero de la Sierra de Segura, el peculiar rinrán, forman parte de una oferta gastronómica que el visitante podrá disfrutar en pueblos y ciudades de la geografía jiennense.

El aceite de oliva también está presente en los productos de la repostería como las tortas de matalahúva, los ochíos y dulces navideños.