La gastronomí­a viene determinada por los productos que se cosechan en la tierra, con predominio del aceite de oliva y la harina.

El plato más conocido es la Porra Antequerana, en el que intervienen los siguientes ingredientes: pan, jamón serrano, huevos duros, atún, tomate, aceite y sal.

Otros platos son la Ensalada de Cardos, en la que se utilizan los cardos, ajo, naranja, pimiento molido, sal, agua y vinagre; el Guisado de Patas, con el cerdo como materia prima, que también es el principal artí­culo en el llamado embutido de testuzo.

También hay que destacar las Chuletas en Caldo, que pueden ser de cerdo, cordero o ternera, teniendo como fondo el caldo del cocido. El Conejo al Limón o a la Cortijera, Perdiz en caldo de Gazpacho o Ensopado de Perdiz, la Porrilla Caliente utilizando espárragos trigueros, espinacas, acelgas, collejas, cardos...

En el capí­tulo de los dulces destacan el bienmesabe, con cabello de ángel y almendras; los Madroños con almendras, huevo y almí­bar; y los Bollos de Aceite.

Además, no debemos olvidar los mantecados y alfajores antequeranos, ni sus famosos molletes.