Zambombas flamencas de Jerez

video vídeo
Anterior 1 / 1 Siguiente
/media/ photo video panoramicview image3d audio audioguide postcard background screensaver
X

Comentarios

Aún no hay comentarios añadidos
  1. 0/5 estrellas
0 personas han valorado este recurso turístico
X

Para valorar un recurso turístico es necesario que te identifiques con tu nombre de usuario y contraseña

haga clic para iniciar sesión o regístrarse
Cuaderno de viaje
X

Necesitas estar registrado para añadir este contenido a tu plan de viaje.

haga clic para iniciar sesión o regístrarse

Cuando apenas quedan unas semanas para la Navidad, el aire de Jerez se impregna de un aroma a pestiños y anís acompañado de cantes flamencos.

Zambombas, panderetas y palmas acompañan a las gargantas de los jerezanos que celebran la llegada de las fiestas al más puro estilo andaluz. Es la Zambomba, una de las más arraigadas costumbres culturales del folclore sureño, que desde finales del siglo XVIII convierte la ciudad gaditana, al llegar diciembre, en el centro del universo flamenco.

Pedir un villancico en Jerez de la Frontera es lo mismo que desafiar al que te escucha a un duelo por bulerías, seguiriyas y tangos acompañados de zambombas, panderetas y palmas. Y es que, en la cuna del flamenco, todo tiene un matiz festivo.

Orígenes

La llegada del Niño Dios comienza a celebrarse a finales de noviembre con un despliegue de arte que encuentra su razón de ser en patios de vecinos y corrales. Allí, amigos y familiares se reúnen alrededor de una candela comiendo dulces navideños y bebiendo anís, con el carrizo de la zambomba bien mojado para tocar, cantar y bailar hasta las claras del día.

Esta particular tradición tiene su origen en tiempos remotos, cuando en las cocinas compartidas de las casas de vecindad, las mujeres se reunían para preparar pestiños y otros dulces, mientras los demás vecinos cantaban para amenizarles la tarea.

Estas fiestas se celebraban, originariamente, el día de Nochebuena, y se prolongaban hasta bien entrada la madrugada, cuando el ama de casa se retiraba a dormir un rato para luego comenzar los preparativos del almuerzo de Navidad. Con el paso del tiempo, las Zambombas se han ido institucionalizando, y tras años de decadencia, actualmente son las asociaciones vecinales, peñas flamencas, centros educativos, partidos políticos y hermandades, quienes se encargan de su organización.

Esta "oficialización" ha tenido como consecuencia la adquisición de un tono más turístico y comercial al celebrarse en recintos cerrados, sin embargo, las Zambombas al aire libre siguen siendo las más interesantes. En torno a ellas se han lucido las voces de artistas como La Paquera de Jerez, que salpicó su discografía de villancicos aflamencados, La Macanita, José Mercé, Ángel Vargas y hasta Rocío Jurado.

La fiesta flamenca

La fiesta toma su nombre del instrumento estrella en estas fechas: la zambomba. Se trata de una vasija de barro cubierta con un pellejo animal o tela, en el centro de la cual se amarra una caña larga que, al frotarse con la mano, produce un sonido grave. La particular orquesta se completa con el almirez, la pandereta, la botella rayada de anís y las castañuelas.

A partir de ahí, los villancicos comienzan a surgir uno tras otro, uniendo a los presentes de manera mágica y dotando a la reunión de la característica que la diferencia de cualquier otra fiesta flamenca, y es su carácter participativo. Mientras que en el resto de las juergas se distingue claramente entre los protagonistas y el público, en esta participan todos los presentes para formar parte del coro.

Se abandona el carácter individualista del flamenco para convertirse en una exhibición coral. En cuanto al matiz aflamencado de los villancicos, hay que decir que éste sello personal no apareció hasta el siglo XIX, y fue Jerez la cuna de estas composiciones, una tradición musical que, durante años, ha vivido a la sombra del flamenco puro. Vestigios de ello son los coros de campanilleros de Sevilla o los verdiales de Málaga.

Imposible resulta destacar una Zambomba de las centenares que se celebran cada Navidad en la capital jerezana. Sin embargo, algunas de las más interesantes son las de las Peñas El Garbanzo, La Bulería, El Pescaero, La Buena Gente, Los Cernícalos, Tío José de Paula, Amigos de Estrella y La Zua, además de la de la Asociación Flamenca Fernando Terremoto o la del Centro Cultural Flamenco Antonio Chacón.

Desde 1999 la Fundación Teatro Villamarta ha tratado de trasladar la fiesta al enclave teatral para darle un cariz más institucional. Las Peñas abanderan este acto eligiendo con especial mimo a los artistas participantes y vistiéndolas así con nombres como los de Capullo de Jerez, Luís de Pacote o el Torta.

Localización

Provincia:Cádiz

¿Quieres saber más?

Flamenco > Jerez de la Frontera >
X
Iniciar sesión
Registrarse

Inicia sesión con tu cuenta

Sensible a la capitalización, asegúrese de que la tecla de mayúsculas no está habilitada.
Sensible a la capitalización, asegúrese de que la tecla de mayúsculas no está habilitada.

No olvide cerrar su sesión o salir de su navegador cuando haya terminado.

Si ha olvidado su contraseña, pulse aquí. para recuperarla

X

Se han encontrado resultados en las siguientes webs de viajes.

Por favor pincha en ellos:

X

Va a ser redirigido a una página externa para finalizar el proceso de reserva.

Por favor, pulse en el botón de abajo:

Para una correcta visualización de nuestra página web, le recomendamos actualizar su navegador o instalar alguno de los siguientes navegadores que soporten HTML5 y CSS3

 

icono firefoxicono chromeicono opera
Firefox Chrome Opera

Utilizamos cookies propias y de terceros para proporcionarte una mejor experiencia de usuario y tratar de ofrecerte contenidos y servicios que sean de tu interés de acuerdo a tus hábitos de navegación.

Al continuar con la navegación por nuestra web entendemos que aceptas nuestra política de privacidad y cookies.