Descripción

La Campiña sevillana ha visto desfilar por su planicie antiguas civilizaciones, que han dejado numerosos vestigios de su presencia. El cultivo del olivar, los cereales y los productos de sus fértiles huertas aportan la materia prima de una variada oferta gastronómica, en la que destacan los artesanales mantecados de Estepa, en toda su variedad de sabores.

La “Ruta Bética-Romana”, que se inicia en Itálica y cruza los territorios de la antigua Vía Augusta, está jalonada de pueblos y ciudades monumentales de importante patrimonio artístico; yacimientos arqueológicos de la época romana en Itálica, bellas iglesias, fortalezas y castillos en Alcalá de Guadaira, minaretes, museos en Marchena y edificios de porte barroco en Carmona, Écija y Osuna, que hacen de la Campiña una visita obligada.

Otras localidades de esta comarca son Fuentes de Andalucía, Mairena de Alcor, Paradas, Utrera, Arahal y muchas más.