Aceña Árabe de Jauja

Aceña Árabe de Jauja
Leer más Leer menos

En el arco exterior del meandro que el río Genil describe en los límites más cercanos a las viviendas de Jauja, se encuentra una vieja edificación conocida como la Aceña Árabe, restos de lo que un día fue molino de harina que aprovechaba la fuerza del agua para sus labores.

Este complejo arquitectónico, íntimamente relacionado con el agua, fue probablemente el impulsor del núcleo urbano de Jauja en la Edad Media. Se construyó en el lecho fluvial, con una planta similar a la de un barco, para así aguantar a la fuerza de las crecidas torrenciales.

Todo el conjunto se fue ampliando y adaptando a las crecidas del lecho, de modo que se produce un cambio en el sistema motriz de sus ruedas, verticales y de paletas, usadas desde su origen andalusí hasta la mitad del siglo XVII, a otro de ruedas horizontales, denominado “cubete de regolfo”. Este tipo de construcción, por su envergadura económica, fue acometida por el Duque de Medinaceli y estuvo en funcionamiento hasta los años 40 del siglo XX.

El conjunto de la Aceña Árabe conserva de forma excepcional todos los elementos arquitectónicos, pues río arriba encontramos el muro o azuda y diferentes pilares que tenían la función de canalizar el agua hacia los conductos que movían las ruedas.

Por su parte, la zona donde se trasformaba el cereal en harina esta compuesta por la casa del molinero, la aceña y el espacio entre ambas.

Visitas
Monumentos
es
Leer más
Aceña Árabe de Jauja
Calle Ronda, s/n, 14911
Información de contacto
Copiado en el portapapeles
Redes sociales

Servicios e infraestructuras

  • Edificio histórico
  • Guía Intérprete

Público objetivo

Viajo Solo, Mayores, Jóvenes, Parejas, Amigos, Familiar, Lgbti

Segmentos

Naturaleza, Cultura

Especialidades

Otro Monumento o Elemento Patrimonial

Abierto a visitantes

Te puede interesar