Lucena -Tu historia

Panorámicas

Lucena, la ciudad de las tres culturas

La ciudad de Lucena vivió uno de sus esplendores en época musulmana, donde constituyó la principal población judía de Al Andalus. Tuvo ubicada en sus tierras una importante escuela universitaria judía, muchos de cuyos sabios viajarán más tarde a Toledo para fundar la Escuela de Traductores. La convivencia de cristianos, judíos y árabes le dieron el nombre de ciudad de las tres culturas. En la actualidad se configura como la segunda ciudad más importante de la provincia de Córdoba tras la capital.

En los alrededores de Lucena tuvo lugar la batalla de Martín González, dónde se apresó al último rey de Granada, Boabdil, que fue encerrado durante algún tiempo en la Torre del Castillo del Moral. Este monumento alberga el Museo histórico-arqueológico de la ciudad, la visita al mismo se debe completar con el Centro de Interpretación de la Ciudad de Lucena, ubicado en el que fuera Palacio barroco de los Condes de Santa Ana.

La huella del pasado se hace patente en enclaves como la Cueva del Ángel, en la falda de la Sierra de Aras, considerada como uno de los yacimientos del Paleolítico más importantes de Europa. Mencionaremos también la basílica visigoda y el yacimiento romano de Los Tejares, conjunto de hornos de una importante factoría alfarera que se han recuperado en parte.

El auge económico del siglo XVIII convierte a Lucena en una de las grandes ciudades barrocas de Andalucía. Ejemplos de ello son el esplendoroso Sagrario de San Mateo, en la iglesia de San Mateo, y el Santuario de la Virgen de Araceli, patrona de Lucena, cuya fiesta se celebra el primer domingo de mayo.

La artesanía de Lucena está protagonizada por dos piezas: el velón y la perula. Dicen que Miguel de Cervantes escribió el Quijote a la luz de un velón lucentino. La perula es una vasija de barro de color verde vidriado de origen musulmán.