Parauta

Parauta
Leer más Leer menos

Su término municipal está comprendido entre Sierra Alpujata y Sierra Blanca (a espaldas de Marbella), sobresaliendo el Valle del Juanar, rincón de gran belleza natural.

El pueblo, rodeado de huertas, conserva su fisonomí­a de casas escalonadas en la ladera que denotan su origen árabe, y en conjunto está considerado como uno de los pueblos más bonitos de la provincia. De su pasado se conservan algunos restos del Castillo de Solí­s y la Iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación de estilo mudéjar.

Historia

El origen de Ojén cabe atribuirlo al perí­odo árabe-andalusí­, entonces era conocida con el nombre de Oxen u Hoxán, que puede traducirse por "lugar abrupto".

Cuentan las crónicas que ante las murallas de su castillo -hoy desaparecido- las tropas de Abderramán III se enfrentaron a los muladí­es que habí­a levantado Omar Ben Hafsun contra el dominio del emirato de Córdoba. Vencidos los muladí­es, el califa Abderramán III mandarí­a levantar una mezquita como prueba del poder de los mahometanos sobre los conversos cristianos.

Tras la conquista por los Reyes Católicos, sus pobladores fueron cien moriscos y cuatro cristianos, dedicados todos ellos a las tareas agrí­colas. Pero, ya mediado el siglo XVI, descontentos los moriscos con los abusivos impuestos que eran obligados a pagar y alentados por los habitantes de Istán, incendiaron el pueblo y la iglesia y huyeron a las Alpujarras. A finales del siglo XVI el término estaba prácticamente abandonado.

En 1600 serí­a repoblada por colonos procedentes, en su mayorí­a, de la Roda de Andalucí­a.

En 1807 fue declarada Villa por Carlos IV.

Parauta
Municipio
Parauta
El tiempo hoy en Parauta
  • Max 24
  • Min 16
  • Max 75
  • Min 60
  • °C
  • °F
Parauta
Zona turística
Distancia a la capital (km)
67
Altitud sobre el nivel del mar (m)
309
Extensión (Km2)
86
N° de Habitantes
2668
Gentilicio
Ojenetos
Código postal
29610
Información de contacto
Copia la información de contacto
Copiado en el portapapeles
Redes sociales
es
Leer más

Recomendamos