Hacer el Camino

Hacer el Camino, para el rociero, no es sólo una frase o una expresión tópica, es una forma de vivir el acercamiento, paso a paso, a pie, en carretas, a caballo, en todo tipo de vehículos, hacia el Santuario de la Virgen del Rocío.

Desde Sevilla, Huelva, Cádiz, desde cualquier parte de España o del mundo, llegan rocieros, peregrinos, para hacer el Camino, que es jolgorio, fiesta, alegría, cante, baile, pero también devoción, grande e intensa, llena de pasión.

Aunque todos los caminos conducirán en Pentecostés al Santuario de Ntra. Señora del Rocío, básicamente el recorrido puede hacerse por:

Recomendamos