REGIONES Y BLOQUES DE LA PLANTILLA

Actividades ecuestres

Actividades ecuestres

Actividades ecuestres

Deportes a caballo

Andalucía es uno de los referentes a nivel mundial de todo lo que rodea al mundo del caballo. Es tierra de buenos caballos y cuenta con multitud de yeguadas de raza árabe, angloárabe, hispano-árabe, inglesa... donde los entrenan y preparan en diferentes estilos de doma.

Pero sin duda el caballo más característico de Andalucía es el caballo de pura raza española o caballo andaluz, cuyas excepcionales condiciones y hazañas han quedado reflejadas en varias páginas de la Historia. Ya los romanos hablaban del bello, dócil y valiente caballo de Hispania, y fue Felipe II quien instauró las bases definitivas de lo que sería la Pura Raza Española, creando las Caballerizas Reales de Córdoba, donde agrupó a los mejores caballos de las orillas del Guadalquivir y creó la “Yeguada Real” (ahora llamada “Yeguada Nacional”).

Actualmente estos caballos pasan unos exigentes controles para certificar su autenticidad, y su cruce con otras razas autóctonas ha sido decisivo para el nacimiento de nuevas razas como los “lipizzanos” o los de “paso fino”.

Sus características físicas son: cabeza proporcionada de longitud media; cuello ligeramente arqueado y musculoso, de tamaño y longitud media; tronco porporcionado y robusto; dorso flexible, corto y suficientemente ancho con respecto a la estructura corporal del animal; grupa redondeada y ligeramente en declive; cola de nacimiento bajo y de movimientos ágiles, elevados, armónicos y cadenciosos. En definitiva, un magnífico ejemplar que es, además, un caballo equilibrado, con armonía de formas, inteligente y voluntarioso en el trabajo, dócil y obediente, noble y resistente.

Dónde practicarlo

Aunque la cuna de los caballos de pura raza española es Jerez de la Frontera, en todas las provincias andaluzas encontrarás una amplia oferta de lugares donde disfrutar de estos magníficos animales, ya que son muchas las yeguadas, cuadras y escuelas de caballería que acogen a estos elegantes animales de fama internacional. En alguno de estos lugares incluso tendrás la ocasión de alojarte y disfrutar de sus excelentes instalaciones.

En estos establecimientos, ubicados en cortijos, fincas u hoteles, podrás pasear a caballo por el recinto, hacer excursiones de diversa duración, disponer de un pony-club para los más pequeños, dar paseos en coche de caballos, recibir clases de equitación a cualquier nivel o contemplar demostraciones hípicas y exhibiciones de enganches. Si tienes tu propio caballo, también podrá ser adiestrado en los diferentes estilos de doma clásica o vaquera, e incluso podrás comprar algún ejemplar si lo deseas.

Además, si quieres conocer bien el mundo del caballo y admirar magníficos ejemplares, en Andalucía se celebran importantes ferias del caballo como SICAB “Salón Internacional del Caballo”, que se celebra en noviembre en Sevilla y que está considerada como la mayor y mejor feria monográfica mundial sobre los caballos de pura raza española.

Pero si de verdad quieres disfrutar con el arte de estos caballos pura sangre, no olvides visitar la Real Escuela Andaluza del Arte Ecuestre en Jerez para disfrutar con su espectáculo “Cómo bailan los caballos andaluces”, en el que contemplarás un auténtico ballet ecuestre con música española donde los caballos son los verdaderos protagonistas.

Otra visita de gran interés es la Yeguada de la Cartuja-Hierro del Bocado, la reserva más importante del mundo de caballos cartujanos de pura raza española.

Con estas breves indicaciones puedes empezar a conocer y vivir el apasionante mundo del caballo, ya que en Andalucía y con la pura raza española encontrarás la mejor guía. 

Precauciones y recomendaciones

El caballo es un animal fiel y muy noble, sin embargo, hay que tener cuidado y no intentar montarlo sin conocerlo antes. 

Es recomendable protegerse la cabeza con un caso de montar para practicar este deporte, ya sea de forma profesional o simplemente como hobby.

Además, el caballo debe estar bien aparejado para facilitar su dominio y que obedezca las indicaciones del jinete, quien deberá montar con la mayor ligereza posible y llevando una postura correcta, evitando los movimientos bruscos que puedan inquietar, molestar o lastimar al animal.

Equipo necesario

En cuanto al equipamiento para montar a caballo, tanto animal como jinete precisan de ciertos elementos particulares. El equipamiento del jinete puede variar según las exigencias del mismo, sus gustos y la asiduidad con la que practique la monta. Así, puede llevar un atuendo completo con pantalones, botas, chaleco, guantes, casco y fusta, con una gran variedad en cuanto a diseño, materiales y calidad. 

En cuanto al caballo, tendrá que ir equipado con el apero, conjunto de prendas con que se ensilla: montura, bozal, freno con cabezada, riendas y rebenque. La calidad y el diseño de todos estos elementos dependerán del poder adquisitivo y del gusto del propietario o jinete.

Deportes
En Tierra